El acceso de las mujeres a sectores económicos de baja participación ya es Ley de la República

Las representantes Ángela Patricia Sánchez y  Maria Cristina Soto, presentaron ante la Comisión Séptima el proyecto de ley 158 de 2019, el cual se convirtió en ley de la república en el 2021, tras culminar su trámite legislativo con la sanción presidencial.

Por medio de la ley 2117 del 29 de julio de 2021, se busca fortalecer y promover la participación de las mujeres en sectores económicos en los que históricamente han contado con una baja participación, además, se busca crear condiciones que permitan mejorar su calidad de vida, disminuir la brecha de género y fomentar el acceso a la educación.

Para contribuir a la generación de empleo y la formalización, el Gobierno diseñará y promoverá programas de microcrédito y crédito a empresas del sector rural y urbano, creadas por jóvenes menores de 28 años. Entre los estímulos se encuentran periodos de gracia, incrementos de las garantías financieras que posee el Estado, simplificación de trámites e incentivos a la tasa y el capital.

Dada la ubicación geográfica y la dificultad a la hora de conectarse con el resto del país, los departamentos del Amazonas, Guainía y Vaupés contarán con programas especiales de formalización y generación de empleo.

Sumado a esto, se fortalecerá el acceso de las mujeres al trabajo mediante el desarrollo de programas que garanticen la no discriminación y la aplicación del principio de salario igual, es decir que la mujeres tendrán que ganar lo mismo que los hombres cuando realicen el mismo trabajo, en caso de que se viole este principio el Ministerio del Trabajo podrá imponer multas.

Entre los sectores económicos en los que se promoverá la participación femenina se encuentran: el agropecuario, minas y energía, transporte y construcción, esto con el fin de derribar los estereotipos que se tiene sobre los trabajos que pueden realizar las mujeres, todo esto se hará mediante la sensibilización, capacitación y reconocimiento de incentivos a los empresarios de cada uno de estos sectores.

Por otro lado, las micro, pequeñas y medianas empresas que sean dirigidas por mujeres y empleen mayoritariamente personal femenino, recibirán apoyo tecnológico, organizacional y gerencial.

En cuanto a la mujer rural, el Gobierno garantizará el acceso a la propiedad o tenencia de tierra y al crédito agrario, la capacitación, asistencia técnica y a la tecnología agropecuaria que les permita su correcta explotación.

Por último, el Ministerio de Educación Nacional formulará una política que fomente la educación profesional, tecnológica y técnica profesional de las mujeres en los programas que cuenten con bajos índices de participación femenina, esto con el fin de facilitar el ingreso al mercado laboral, esta medida también será aplicada a los programas de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano.

Leave a Reply

Your email address will not be published.