La confianza en el gobierno Chino cayó en América Latina del 47% al 38%

Por Prensa Latina

Existen claras evidencias de que China ha utilizado la pandemia como instrumento político, geopolítico y diplomático para acrecentar su intento de dominio mundial.
En América Latina parecía prevaler la impresión de que la supuesta bondad de China, con donaciones de mascarillas, la disponibilidad de sus vacunas y la rápida recuperación de su economía en 2020 cambiarían el equilibrio de poder frente Estados Unidos. Pero a la postre no ha sido así…
Hasta mayo de 2021, China había exportado más de 250 millones de dosis (42% de su producción total), de las cuales cerca de 165 millones fueron a América Latina. El gobierno chino ha sido muy hábil en la comercialización de sus vacunas y en la exposición mediática de sus entregas para mostrarse altruista y solidario.
Pero en el segundo semestre de 2021 todo comenzó a cambiar de manera significativa cuando Estados Unidos y Europa contaron con más vacunas disponibles para el resto del mundo.
¿Cómo China ha movido sus fichas en la pandemia?
El juego de China ha sido sucio de alguna manera, y es en este punto donde entra un actor importante: Taiwán.
Las autoridades taiwanesas se enteraron del brote del virus en Wuhan a fines de 2019 y lo informaron de inmediato a la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero la notificación fue ignorada.
China ejerce una fuerte influencia en Naciones Unidas y vela, a toda costa, porque Taiwán no sea reconocida como miembro de organizaciones multilaterales y tampoco por muchos gobiernos. Es así como mantiene bloqueado su ingreso a la OMS.
Sin embargo, Taiwán ha sido uno de los pocos países del mundo que ha tenido éxito en sus políticas para combatir el COVID.
Aunque a China le gusta presentarse como un gran benefactor, cabe señalar que la mayoría de las dosis de vacunas enviadas a América Latina se vendieron y no fueron regaladas.
Estados Unidos supera claramente a China en las donaciones de vacunas. Según cifras oficiales, para fines de 2021 Estados Unidos había enviado gratuitamente 53 millones de dosis a América Latina. China, sólo cinco millones.
Algunos estudios sugieren que China tuvo poco éxito en convertir la diplomacia de las máscaras y la entrega de suministros médicos y vacunas en una ganancia de simpatía en América Latina.
La confianza en el gobierno chino cayó del 47% al 38% en los países latinoamericanos. Con excepción de Haití y Perú, hay mayor confianza en Estados Unidos que en China.

Leave a Reply

Your email address will not be published.